Los poemas africanos de Pepe Rubianes

Un actor viaja a Etiopía a representar el penúltimo acto de su destino. En el bolsillo lleva una cajetilla de cigarrillos y un tiempo y un país fastidiosos e inconscientes. Tal vez Antaviana anda extraviada por las galerías silenciosas de los palacios del viejo imperio africano. La memoria de las batallas,  las plazoletas entrañables y las estaciones de metro quedan lejos. Pepe sale a pasear: aquí nadie es Lorca, a nadie le llega… Pepe se aferra al amor ambiguo y furtivo. Sus entrañas chirrían. Le complace la atmósfera tonificante de los jardines, entra en el hotel a tomarse algo. Ve a los niños, charla con los padres, se hace sus preguntas. O nos ha estado entreteniendo -que siempre fue lo honradamente suyo- o es un hombre enfrentado a los límites de lo que de verdad importa: creamos que ambas cosas. No le pienso citar: merece que le escuchemos.

Pepe Rubianes: Poemas africanos.

Now Books, 2010. ISBN 9788493768218.

Una respuesta a Los poemas africanos de Pepe Rubianes

  1. Eloy dice:

    Vi Antaviana de adolescente y se convirtió durante años en la foma de nombrar muchas cosas: las chicas inaccesibles en los bailes, los lugares que visitaríamos, los bares que nos gustaban…, sobre todo las chicas, para que nos vamos a engañar.
    Buscaré el libro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: