El billete de ida de José Cendón

José CENDÓN: Billete de ida : el secuestro de un reportero español en tierra de piratas.

Temas de Hoy, 2009. ISBN 9788484608189

Desgraciadamente estos días Somalia vuelve a “ser noticia” a causa de la incidencia de la sequía y la consiguiente crisis humanitaria. Para intentar equilibrar en algo la influencia del tipo de discurso informativo predominante que nos rodea, la ocasión propicia volver sobre Billete de ida, el libro que parte de la narración del autor sobre su propio secuestro en “tierra de piratas” pero que ofrece muchísimo más.

Los acontecimientos presentados y su mismo proceso de escritura se produjeron en una fase álgida de la industria de la piratería y del secuestro (2008-2009), que se beneficiaron de la coyuntura geopolítica del momento y de las múltiples torpezas, incongruencias y canalladas de gobiernos y de empresas de los países desarrollados en relación con el Cuerno de África. Un aspecto muy ilustrativo del libro es la manera en que muestra la imbricación de la tecnología de la información (correo electrónico y comunicación móvil) en sucesos que por otros aspectos podrían parecer de un primitivismo tremendo. Asímismo su reverso correspondiente: la propia incapacidad de la sociedad “moderna” , teóricamente armada con tan portentosos instrumentos de información, localización y comunicación, para atajar la trágica situación planteada. Ecuación que se resuelve en un presente futurista pero apocalíptico. Resulta pues lógica la evocación cinematográfica que hace José en unas circunstancias que harían palidecer al mismísimo Mad Max.

Otro tema a destacar es la impermeabilidad de determinadas sociedades en conflicto y postración, en este caso la somalí, y la consiguiente y obligada necesidad para los visitantes, incluso si son duros, experimentados y avezados, de depender de esa especie de apañadores-chicos para todo denominados en inglés fixers: un gremio de gestores sobre la marcha, de pelaje variado y susceptibles de sucumbir al delito por penuria, codicia, riesgo, amenaza o un cóctel de todo ello en proporciones variables.

Billete de ida es efectivamente un libro muy bien escrito que, más allá de una peripecia concreta, muestra otra cara del ya famoso periodista gráfico.  Justo el material idóneo para contextualizar sus impresionantes trabajos fotográficos anteriores y posteriores al suceso. No obstante adolece de algunos tics característicos del actual lenguaje de andar por casa en los medios de comunicación: algún anglicismo innecesario; también floripondios recurrentes del tipo de “el idioma sajón”, “el ministro galo”, etc. que tantas veces se encuentran en columnas y teletextos, en detrimento del ya de por sí precario nivel de conocimientos históricos del público común.

Para terminar, una buena conclusión sobre Billete de ida sería la refutación de aquella coletilla que reza que en el mundo actual “la vida no vale nada”. Ya lo creo que vale, aunque desgraciadamente no en el mejor sentido de las palabras. A más violencia, más opresión y más miseria, más que puede valer. Que se lo digan si no a secuestrados y secuestradores…

Si de verdad os interesa algo más que tópicos sobre el Cuerno, leed este interesante volumen de subtítulo variable (cosas de la mercadotecnia editorial),  y seguid a José, buena gente que como ninguno: donde pone el ojo pone el objetivo.

2 respuestas a El billete de ida de José Cendón

  1. Eloy dice:

    Cuando fuimos a Addis teniamos en la agenda el teléfono de José Cendón gracias a un amigo en común. Ya se había ido de Etiopía cuando viajamos…
    Teniamos que haberle conocido un domingo de vermut en Malasaña y parece que se había acostado pronto…
    Vamos que un desencuentro tras otro y en el programa de españoles por el mundo se le veía haciendo un personaje, o esa es la impresión que me dió.
    Saludos

  2. iskender2 dice:

    Sí que coincidimos en el “personaje” de “Españoles en el mundo”, refrescándose y dando sus paseos tonificantes por los montes de Addis. Muy encomiable su franqueza al descerrajar: “Etiopía es una dictadura apoyada por los Estados Unidos”. Tal vez estaba a punto de mudarse. Pero aún así e independientemente de la justicia del aserto, esto es raro en el paisanaje español y más todavía en ciertos ambientes adoptivos que oscilan entre la etnofilia acrítica,la ignorancia y la hipocresía sociopolíticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: